El legado del diablo

1/1 · Por HBO

El legado del diablo tiene los méritos de sobra para considerarse una de las películas de terror mejor hechas de todos los tiempos. Y en octubre, HBO y HBO GO te la traen.

Se sabe que el género de terror tiende a ganar cada vez más elogios de la crítica y del público. Se sabe que algunos de los filmes más destacados del género tienden a ganar el estatus de culto años después de su debut, incluso cuando estos no fueron considerados de calidad en el momento de su lanzamiento. No es el caso de El legado del diablo, film magistral que cuenta con una poderosa composición, actuaciones estelares y una aguda visión del director que lo convierten en uno de los más aterradores de las últimas décadas.

El legado del diablo llega a HBO y HBO GO este octubre, para contarnos una historia que gira en torno a Annie Graham (interpretada por la galardonada actriz Toni Collette), una mujer atormentada por traumas sicológicos y por la muerte de su progenitora, Ellen (Kathleen Chalfant), una oscura figura con un pasado secreto que involucra a uno de los principales demonios de la legión infernal.

Annie es madre de familia y artista de modelos de casas en miniatura, oficio o arte que termina siendo otro de los elementos inquietantes de esta joya cinematográfica. Su familia está compuesta por su esposo Steve, interpretado por el veterano Gabriel Byrne, y sus hijos Peter y Charlie, interpretados por Alex Wolff y Milly Shapiro.

A medida que la historia avanza, Annie y Charlie se van volviendo inestables, hasta que un trágico accidente termina por arrastrar a la familia a la fauces de un abismo. Con todo, el ritmo de la narración no se acelera, sino que nos llevando lentamente a través de ese descenso que genera desesperación y terror por acumulación.

El legado del diablo, magistralmente escrita y dirigida por Ari Aster (en su debut como director), es una película en esencia trágica, y no tiene impedimentos en mostrar escenas sobrecogedoramente explícitas. Pero, más allá de lo gráfico, el film se mete en el subgénero de lo oculto para manejar allí conflictos profundos nacidos de la religión, lo profano, la locura y las relaciones familiares.

En cuanto a lo último, Aster se basó, para escribir este guion, en las disfunciones de su propia familia. Si bien, tal como lo expresa, no hubo en su experiencia ningún encuentro de carácter maléfico, admite que el dolor de su propia historia familiar se encuentra en la trama de El legado del diablo.

El cineasta debutante bebe además en la tradición del cine de terror americano que ha dejado huella en el tiempo y se eleva a la categoría de clásico. Lo sobrenatural nos lleva hacia los horrores de The Exorcist (1973), la maternidad hacia la angustia de Rosemary's Baby (1968) y el declive mental de la madre a una obra maestra como The Shining (1980).

La actuación de Toni Collette es fenomenal. La renombrada actriz australiana tiene una increíble carrera en el cine que le ha granjeado numerosos premios y nominaciones (Oscar, Emmy, Globos de Oro). Tampoco es de extrañar su presencia en el género de terror y suspenso; recordemos que uno es de sus roles más memorables fue como Lynn Sear en la clásica película de M. Night Shyamalan, The Sixth Sense (1999).

Alex Wolff, como Peter, y Milly Shapiro, como Charlie, también fueron notables en la ejecución de estos intrincados personajes, a pesar de sus cortas edades.

Con un presupuesto modesto de diez millones de dólares, la película se convirtió en un éxito de taquilla mundial (para los estándares de películas de terror), recaudando casi ochenta millones. Pero además, en cuanto a la crítica y al público, y tan sólo para nombrar al portal Rotten Tomatoes, ha logrado allí un 89% de aprobación.

Simplemente míralo así; si eres un fanático del terror o e alguien que quiere ver una buena película de miedo sin lugares comunes ni concesiones, El legado del diablo no te decepcionará.

Asegúrate de no perderte El legado del diablo, este octubre en HBO y HBO GO.

  • Copiar Enlace

Suscríbete a HBO

No te quedes afuera. Disfruta de los contenidos del momento.

¡Quiero HBO!