Colette: liberación y deseo

19/3 · Por HBO

Disfruta desde ya por HBO y HBO GO de la película biográfica Colette: liberación y deseo (2018), protagonizada por Keira Knightley y dirigida por Wash Westmoreland. Una historia de época que recrea la vida de la controversial escritora francesa Sidonie-Gabrielle Colette.

Colette, sus días y su obra

            Aunque nació en la Borgoña, su vida tuvo lugar en París, donde llegó con apenas catorce años y ya casada con Henry Gauthier-Villars, un escritor cuyo de nombre de pluma era Willy. Y aunque, como se ha dicho, se le conocía como escritor, Gauthier-Villars en verdad no escribía sus obras, sino que tenía una buena cantidad de escritores fantasmas. Colette llegaría a ser uno de ellos. La mejor.

            Willy no hacía más que ir de fiesta en fiesta y coleccionado amantes. Al inicio, entre el enojo y la resignación, Colette lo acompañaba a los eventos sociales. Allí, con todo, demostraba ser una chica inteligente, singular.

El marido, al ver su talento, le propuso que escribiera una historia picante sobre sus tiempos estudiantiles. Ella escribió y él firmó. Claudine en la escuela (1900) fue toda una sorpresa comercial. Las adolescentes buscaban la manera de leerlo clandestinamente y la gente en general la leía como si se tratase de saborear una fruta prohibida. Gauthier-Villars, por supuesto, le pidió más libros para él firmarlos.

            Más adelante, Colette comenzaría a liberarse de las ataduras sociales. No usaba drogas (como era del uso elegante entonces) ni consumía alcohol, pero sí tuvo romances con mujeres e incluso uno que otro trío (alguno con el mismo Willy). También empezó a vestir de manera provocadora. Se cortó el caballo y andaba en pantalones cortos, como si fuese varón. La sociedad francesa estaba escandalizada, pero también encantada.

Al tiempo se hizo pareja de Mathilde de Morny, una aristócrata trasvesti y lesbiana con la que se lanzó por los caminos del music hall. Hoy día no sonará a nada, pero para aquel entonces las artistas de vaudeville eran consideradas mujeres de mala vida. Por supuesto, aquello a Colette le importaba tres rábanos. En esos tiempos tuvo amistad con el genial patafísico Alfred Jarry, con Jean Cocteau, con Paul Valéry, con Jean Genet, con Marcel Schwob y con Simone de Beauvoir. También trabajó con Maurice Ravel en la ópera El niño y los sortilegios.

Finalmente se divorció y en 1922 entregó su última novela de Claudine, la primera con su firma: La casa de Claudine. Luego volvió a casarse con el periodista y empresario Henry de Jouvenel. A poco se hizo amante de su hijastro, que tenía diez y siete años. En aquel tiempo escribió para la prensa, fue crítica de teatro. Años después volvió a casarse con el también periodista Maurice Goudeket, con quien estuvo hasta su muerte.

            En 1936, publicó Mis aprendizajes, un texto biográfico donde narraba su vida en los tiempos que escribía la serie de Claudine. En 1937 vio la luz su primer volumen de relatos, Bella Vista. Luego vendrían Cuarto de hotel, El quepis y Gigi, esta última de 1944, una de sus novelas más célebres en la que retrata la vida de una joven parisina que es entrenada por las mujeres de su familia para dedicarse a agradar a los hombres en el oficio de la prostitución.

Keira Knightley y Wash Westmoreland

Colette: liberación y deseo, nos presenta los primeros años de la escritora, su despertar y su evolución. Keira Knightley resulta perfecta para encarnarla, pues le aporta al personaje una fuerza interior cargada de delicadeza y elegancia. La actriz británica tiene la particularidad de calzar muy bien en los roles de época. No sólo ha hecho de dama lanzada al universo de las aventuras piratas en la saga de los Piratas del Caribe, sino que también ha desempeñado roles en la miniserie Doctor Zhivago (2002) y en películas como King Arthur (2004), Pride & Prejudice (2005) y Anna Karenina (2012), entre otras.

Por su parte, Wash Westmoreland se ha caracterizado por ser un director de cine independiente con un catálogo de filmes que giran en torno a la homosexualidad. La mayoría de sus cintas las ha trabajado junto a su ahora difunto esposo Richard Glazer. De hecho, el libreto de Colette lo dejó escrito en gran parte antes de morir.

Una de sus primeras colaboraciones juntos fue la controversial (y hoy día cinta de culto) The Fluffer (2001), la historia de un triángulo amoroso lleno de obsesión dentro de la industria del cine porno gay. Otra de sus cintas, Quinceañera (2006), ganó el Gran premio del Jurado en el festival de Sundance. Quinceañera nos presenta a dos jóvenes mexicanos en Estados Unidos: ella, embarazada de quince años y él, homosexual. También ha dirigido un par de documentales sobre el tema, Totally Gay! (2003) y Gay Republicans (2004). Ya más entrado en la industria de Hollywood entregó Still Alice (2014), una cinta que resultó provechosa para Julianne Moore, quien por su rol de una profesora de lingüística que sufre de Alzheimer obtuvo el Globo de Oro y el Oscar a Mejor actriz.

 

Colette: liberación y deseo, una historia sobre una mujer excepcional, sobre la libertad femenina, el amor sin barreras y el arte. Disfrútala desde ya, por HBO y HBO GO.

  • Copiar Enlace

Suscríbete a HBO

No te quedes afuera. Disfruta de los contenidos del momento.

¡Quiero HBO!