En la línea de choque

1/1

Pizzas de pepperoni y pintura facial. Jerseys de equipo y fiestas en la cajuela del auto. Gritos de ánimo al apoyo local, Barbacoas y, por supuesto, fútbol americano. Si estás familiarizado y entusiasmado con términos como "Blitz", "Rush" o "Interception", entonces "Ballers" es la serie que has estado esperando, especialmente desde que su quinta y última temporada acaba de ser estrenada en HBO.

El mundo alrededor de la historia presentada por "Ballers" contiene todos los elementos claves para que sea un espectáculo atractivo. Creada por Stephen Levinson ("Boardwalk Empire", "Entourage") y protagonizado por Dwayne Johnson, la serie ha llevado a sus espectadores a través del otro mundo detrás de los vítores de miles de fanáticos durante la celebración de un touchdown o la demostración de fuerza y ​​estrategia mostrada detrás de cada jugada en el campo.  “Ballers” nos adentra un poco más allá, dándonos un pase VIP a conocer qué sucede cuando los jugadores se quitan el uniforme y asumen su vida de individuos “comunes”.

"Ballers" trata sobre la vida de un pequeño grupo de futbolistas profesionales en Miami. Algunos al comienzo de sus carreras; otros continuando con su juego para seguir siendo elegibles para un equipo la próxima temporada, mientras que otros están haciendo lo mejor de su retiro con los ahorros que tengan.

El personaje principal del programa es Spencer Strasmore (Johnson) quien después de retirarse como jugador activo se convierte en asesor financiero para jugadores de la NFL. Sin embargo, las experiencias de Spencer con el deporte lo han dejado con un rastro de cicatrices emocionales y físicas que constantemente obtienen lo mejor de él. Aunque exitoso, Spencer muestra con frecuencia un producto secundario agresivo de sus años en el deporte, las políticas de la liga, que considera injustas, y una herida abierta con respecto a la muerte de su hermano mayor, también un jugador profesional.

A pesar de esto, Spencer posee una parte de su estado de ánimo, tanto abierto como encantador, que le permite lidiar con las situaciones presentadas por sus clientes, sin importar lo escandalosas o inexplicables. Esto lo logra con la ayuda de su socio Joe Krutel (Rob Corddry), el menos apto para un hombre como Spencer, pero también el único con la capacidad y el carisma necesarios para una asociación comercial tanto exitosa como extraña, como la es manejar el dinero - y el ego - de los jugadores de fútbol americano.

Esto es así, porque ningún otro par podría lidiar con las excentricidades, excesos y explosiones mostradas por algunos de los clientes de Spencer y Joe, todos jugadores de fútbol en diferentes etapas de sus carreras. Desde la lucha de Ricky Jarret para mantenerse activo como jugador (interpretado por John David Washington, hijo de Denzell Washington, además de actor y ex jugador de la NFL), hasta el aburrimiento posterior a la jubilación de Charles "Chuck" Greane (interpretado por Omar Benson Miller), quien desea para volver al juego que lo atrae de regreso, en cualquier modo u otro.

A lo largo de cuatro temporadas bien elaboradas, el programa nos ha mostrado el brillo que viene con contratos multimillonarios, y para esto, no ha ahorrado ni un centavo en locaciones exóticas, mujeres hermosas y, por supuesto, autos súper geniales. Los aficionados a los autos deportivos volverán a deleitarse con Ferraris, Bugattis, Lambos y todos los juguetes caros que nos gustan.

¿Te gustan los yates de más de 80 pies y fiestas salvajes como las de los jugadores de la NFL y las celebridades? Entonces disfrutarás de la vida de los llamados "ricos y famosos" en “Ballers”; pero también echarás un vistazo a las luchas que presentan las secuelas del juego sobre algunas de sus estrellas. Al igual que las lesiones físicas y mentales que afectan a la mayoría de los jugadores debido a la naturaleza del deporte, existe también la mentalidad de bloqueo en la que nadie se permite admitir que esas lesiones están afectando su comportamiento y las decisiones que toman, y cómo afectarán en los próximos años sus futuros.

¡Pero, Ey! ¡También hay mucha diversión nuevamente en esta temporada! Después que la cruzada personal de Spencer para luchar contra la NFL y la NCAA por los derechos de los jugadores sufriera una derrota contundente, la temporada 5 comienza con las luchas de Joe para mantener a flote el canal Sports X. Mientras tanto, Spencer ratifica su lucha contra toda la NFL, al decidir comprar a los Jefes de Kansas City, después que su proyecto para abrir una franquicia en Las Vegas fuera derrotada por jugadores más poderosos en ligas financieras superiores.  Al hacer este movimiento, Spencer podría colocarse en la posición de ser el único propietario étnicamente minoritario de un equipo de fútbol americano profesional.

Otros temas que orbitan el mundo de la historia en la que se desarrolla Ballers, se relacionan con las diferencias raciales, el controvertido arrodillamiento de la bandera durante los juegos de temporada y el “ir y venir” involucrado en negociaciones de decenas de millones de dólares. Los tratos y discusiones entre los agentes y los propietarios de los equipos, así como la natural arrogancia mostrada por los nuevos jugadores prospectos que salen de la universidad, y ya listos para ser seleccionados en la primera ronda de escogencia de nuevos jugadores.

¿Te gustan los yates de más de 80 pies y fiestas salvajes como las de los jugadores de la NFL y las celebridades? Entonces disfrutarás de la vida de los llamados "ricos y famosos" en “Ballers”; pero también echarás un vistazo a las luchas que presentan las secuelas del juego sobre algunas de sus estrellas. Al igual que las lesiones físicas y mentales que afectan a la mayoría de los jugadores debido a la naturaleza del deporte, existe también la mentalidad de bloqueo en la que nadie se permite admitir que esas lesiones están afectando su comportamiento y las decisiones que toman, y cómo afectarán en los próximos años sus futuros.

¡Pero, Ey! ¡También hay mucha diversión nuevamente en esta temporada! Después que la cruzada personal de Spencer para luchar contra la NFL y la NCAA por los derechos de los jugadores sufriera una derrota contundente, la temporada 5 comienza con las luchas de Joe para mantener a flote el canal Sports X. Mientras tanto, Spencer ratifica su lucha contra toda la NFL, al decidir comprar a los Jefes de Kansas City, después que su proyecto para abrir una franquicia en Las Vegas fuera derrotada por jugadores más poderosos en ligas financieras superiores.  Al hacer este movimiento, Spencer podría colocarse en la posición de ser el único propietario étnicamente minoritario de un equipo de fútbol americano profesional.

Otros temas que orbitan el mundo de la historia en la que se desarrolla Ballers, se relacionan con las diferencias raciales, el controvertido arrodillamiento de la bandera durante los juegos de temporada y el “ir y venir” involucrado en negociaciones de decenas de millones de dólares. Los tratos y discusiones entre los agentes y los propietarios de los equipos, así como la natural arrogancia mostrada por los nuevos jugadores prospectos que salen de la universidad, y ya listos para ser seleccionados en la primera ronda de escogencia de nuevos jugadores.

No te pierdas la emocionante historia de la quinta temporada de "Ballers", o te quedarás sentado en la banca.

  • Copiar Enlace

Suscríbete a HBO

No te quedes afuera. Disfruta de los contenidos del momento.

¡Quiero HBO!