Beautiful Boy: siempre serás mi hijo

1/1

Acompaña en esta dura historia sobre la drogodependencia a Timothee Chalamet y a Steve Carell en Beautiful Boy: Siempre serás mi hijo.

A partir de 27 de julio, HBO nos trae Beautiful Boy: siempre serás mi hijo, un duro drama de lucha contra la dependencia de las drogas, protagonizado por Timothée Chalamet y Steve Carell.

 

Beautiful Boy, un retrato conmovedor sobre la drogodependencia

Timothée Chalamet tiene veinticinco años y está a la búsqueda de ser un actor capaz de dar altos niveles interpretativos, tal como el que nos entrega en Beautiful Boy: siempre serás mi hijo, un duro retrato sobre un joven atormentado por las drogas duras. Pero es que el chico de moda en Hollywood en realidad no es totalmente un chico de Hollywood, porque, aunque tiene porte para dedicarse a hacer películas comerciales donde podría enamorar a toda una miríada de fanáticas, él ha preferido tomar rumbos mucho más actorales en filmes independientes o junto a directores de altura.

Así ha sido desde sus inicios. En la serie Homeland (2012), Chalamet interpretó a Finn Walden, el hijo del vicepresidente de los Estados Unidos que, cierta noche, atropella y mata a una mujer para luego salir huyendo. Lo que viene luego de esto para el chico es una montaña rusa de emociones que le piden matices e intensidades a cualquier actor. En 2014, lo tenemos trabajando junto a Christopher Nolan, uno de los grandes de estos tiempos, en Interstellar, haciendo allí de Tom, el hijo de Cooper, personaje llevado por el ganador del Oscar y del Globo de Oro, Matthew McConaughey. Después lo encontramos junto a cineastas independientes como Andrew Droz Palermo en One and Two (2015) o Pamela Romanowsky en The Adderall Diaries (2015), y ya luego con Luca Guadagnino en Call Me by Your Name (2017), film que terminaría de ponerlo en la mira mundial. La película llegó al Oscar y al Globo de Oro y Chalamet consiguió nominaciones a Mejor actor en ambos certámenes, así como también en los BAFTA y en los Screen Actors Guild Awards. Los críticos lo recibieron muy bien, y de hecho, en los premios de la crítica fue donde se llevó los galardones a mejor actor.

No conforme con esto, Chalamet siguió a la búsqueda de películas por fuera del canon comercial, como la también de corte independiente Lady Bird (2017) de Greta Gerwig. Lady Bird ganó como Mejor película musical o comedia en la ceremonia del Globo de Oro y obtuvo también nominaciones al Oscar. En 2019, el efervescente actor se despachó nada más y nada menos que tres filmes: lo vimos de nuevo al cuidado de Greta Gerwig en Little Women, una versión para nada edulcorada de la novela de Louisa May Alcott; lo tuvimos protagonizando para el defenestrado Woody Allen el film A Rainy Day in New York (2019) y haciendo del rey Enrique V en The King (2019), una épica australiana que es donde más se había acercado hasta el momento a lo que podríamos llamar una súper producción. 

Por estos días, el actor se ha vuelto a poner en el ojo público con la aparición de las primeras imágenes de la versión del Dune de Denis Villeneuve. Dune de Frank Herbert no sólo es una novela de culto, sino también el fracaso (de culto) de David Lynch, uno de los más grandes directores (de culto) del cine norteamericano. En el papel del protagonista, Paul Atreides, se encuentra Timothée Chalamet. Si bien se trata de una producción con todos los recursos, no debe obviarse que el director, tan exitoso como original, el carácter de culto de la historia y cierto elemento intelectual de la misma, liberan a Chalamet de verse envuelto en una mera máquina de hacer dinero.

 

Felix Van Groeningen, el director de los dramas familiares

El joven cineasta belga Felix van Groeningen dirige Beautiful Boy: siempre serás mi hijo. En su corta carrera, Van Groeningen se ha montado al saco dos filmes ya notables: The Broken Circle Breakdown (Alabama Monroe, 2009) y De helaasheid der dingen (Lo lamentable de la cosas, 2012). Ambas películas le han dado prestigio en festivales internacionales como Cannes y Berlín, y le han granjeado premios y nominaciones de certámenes de las academias europeas como el César o el Donatello. La primera, The Broken Circle Breakdown, se centra en la relación de una pareja que asume sin problemas la religiosidad de ella y el ateísmo sin furia de él, hasta que, con la enfermedad de su hija, ambos entran en conflicto. De helaasheid der dingen, por su parte, nos presenta a un novelista con un hijo pequeño que empieza a rememorar su pasado familiar lleno de tíos alcohólicos, irresponsables y mujeriegos.

Con Beautiful Boy: siempre serás mi hijo, Van Groeningen le abre a Chalamet un espacio interpretativo repleto de intensidad, pues de nuevo el cineasta ha creado otra historia de relaciones encontradas, difíciles y conmovedoras. Una vez más tenemos acá un conflicto entre dos personas, que además son padre e hijo. Será el padre quien se eche a los hombros toda la lucha para sacar de adentro las tormentas de un hijo del que nunca se sospechó que pudiera caer por aquellos abismos, pues lo conoceremos como un buen muchacho, educado y hasta de maduras reflexiones. Así que, de entrada, no libramos acá de los lugares comunes y se agradece. No hay hijo rebelde y maltratado que odia al mundo y tampoco un padre desentendido de los problemas familiares.

 

Steve Carell, un comediante que se lo toma en serio

El padre del chico sumido en las drogas es Steve Carrell, icono de la comedia norteamericana que ha venido dejándose tentar por uno que otro papel dramático y que ahora se atreve por completo fuera de las glorias seguras de The Office. Con simpatía pero también con intensidad, Carrell otorga lo mejor de su talento, logrando así que su dupla con Chalamet funcione de mil maravillas. En los roles secundarios, Amy Ryan y Maura Tierney aportan también magníficas actuaciones de importancia vital.

Valga decir, para finalizar, que Beautiful Boy: siempre serás mi hijo está basada en los hechos reales de las vidas del periodista David Sheff y de su hijo Nicholas Sheff, quienes escribieron un duro pero esperanzador libro luego de haber batallado contra los demonios devastadores de las drogas duras. 

Beautiful Boy: siempre serás mi hijo, a partir de 27 de julio, en HBO MUNDI y HBO GO.

  • Copiar Enlace

Suscríbete a HBO

No te quedes afuera. Disfruta de los contenidos del momento.

¡Quiero HBO!